desafio-lurbel-betatrailrunner-1

Posted On 11 noviembre, 2014 By In Competición And 6387 Views

Desafío Lurbel 40K Aitana Puig Campana

A veces es necesario encontrarse con una montaña como el Puig Campana y su kilómetro vertical para que te de un mordisco en tu orgullo y te des cuenta de que “volar” no sale gratis.

La verdad es que me gustaría transmitir en esta crónica un poquito de todo lo que paso por mi cabeza después de destilarse por mi corazón. Sin duda ha sido una de las pruebas en las que más he tenido que buscar dentro de mi para encontrar las fuerzas que no me acompañaron. En esta búsqueda, como en todo caja de Pandora, encuentras cosas que suman y otras que definitivamente restan. Y en este desequilibrio traducido en una montaña rusa de sentimientos acabé lo que había venido a hacer este fin de semana en Finestrat, ser finisher del I Desafio Lurbel Aitana Puig Campana (40K // 2750+)

lurbel-betatrailrunner-7

Han sido dos meses de preparación tomando como objetivo principial esta carrera, mi inminente paternidad en febrero me empujó a apostar por una carrera intensa en noviembre y a prepararla al detalle durante este tiempo. Cinco días de entrenamiento, más de 550km recorridos y 9000m+ repartidos en diferentes largos y carreras. La evolución a lo largo de estos meses ha sido muy buena en la media distancia, terminando en posiciones mucho más favorables que en la temporada pasada pero tenía la incógnita de ver si el trabajo dirigido por Álex Campos mucho más focalizado en la velocidad y calidad tendría efecto cuando el perfil fuera mucho más técnico como es el caso de esta carrera.

Ahora, después de todo creo que me falto trabajo de desnivel y de fuerza en general, mi cuerpo no absorbió un km vertical y ahí fue cuando pasé de competir a sobrevivir.

Finestrat nos dio la bienvenida ya entrada la noche del viernes, con un Puig Campana que asomaba en la sombra como un coloso durmiente. Las luces y las banderolas de Lurbel marcaban el lugar donde empezaría y terminaría la carrera, además era el punto de entrega de dorsales. Nos acercamos a por nuestros números Paquito, Parde y yo. Había que inmortalizar el momento sin perder el sentido del humor, eso si, ya pensando en lo que teníamos por delante mañana con los inevitables pequeños nervios típicos pre-carrera.

lurbel-betatrailrunner-6

Nos desplazamos al hotel en donde nos encontramos con el grupete de SOM Passatge que también hacía noche allí. Entre amigos estos momentos siempre se llevan mucho mejor. Cena en el hall de pasta, ya que en el restaurante del hotel no nos dejaban entrar con tapers y unas cuantas risas viendo el tamaño de alguno de los recipientes, el premio se lo llevo el cus-cus de Juan y Edu que parecía más un container del puerto que un taper. Cus-Cus para todos!!

La anécdota la tuvimos cuando tomando una cerveza en la barra del hotel aparece un chico y le preguntamos “oye tu tienes pinta de corredor”, asiente con la cabeza y veo que lleva una banda roja (la de la “larga”) y entonces le cometo, “hombre veo que vas a la larga, ahí haréis noche casi seguro” y convencido me comenta “espero que no”. Luego vimos que llego el segundo de la general… se trataba de Gabriel Valero de Zancadas Valencia.

Ya con el estómago lleno a dormir con los puños cerrados para intentar descansar más porque a las 5:45 tocaba diana y había que levantarse para desayunar a eso de las 6. Me había preparado una porción de Gatosport, un pastel energético de Overstim’s, para tomármela con un cafe con leche cargadito. Pertrechado ya en parte con la equipación el gusanillo en la tripa ya va haciéndose más patente, además a amanecido con el suelo mojado. Debe de haber llovido algo y en algunos tramos igual tenemos el firme un poco mojado.

lurbel-betatrailrunner-8

El momento de trasladarse y moverse hasta la salida quizá es el que más me estresa, por el miedo a llegar tarde, algún contratiempo, olvidos varios… una vez ya en meta todo se acaba pasando. Ahora sí, el gigante ha despertado y tras el pueblo de Finestrat se ve en toda su magnitud el colosal Puig Campana con una inquietante nube alrededor. Pasamos el control de material y nos vamos al “corralito” para poder acceder a la salida. Nos unimos en un abrazo conjunto, en equipo y nos deseamos suerte: “disfrutemos de la carrera, nos vemos en un rato… eso si todos en la meta”

lurbel-betatrailrunner-9

Nuestro nutrido grupo de supporters nos animan desde fuera, que gusto da encontrarse con tu gente en estos momentos. Ha venido Laura y Pau en pack, María, Mamen, Celia, Javier San Juan, Sandra, Julius, Mayte y Carlos.

He querido nombrarlos a todos porque se lo merecen, son sin duda una parte importantísima a la hora de llevar a cabo estas pequeñas locuras. Son los encargados de insuflarte la energía de la buena, la del corazón, cuando las cosas se ponen muy cuesta arriba.

desafio-lurbel-betatrailrunner-4

Empieza la cuenta atrás. Los primeros kilómetros son cuesta abajo por asfalto, el pelotón se estira y sin darnos cuenta nos ponemos a un ritmo bastante rápido de 4:30/4:40 controlando un poco la intensidad vamos pasando estos dos primeros kilómetros de transición para empezar la primera subida de la mañana que nos llevará a la Sierra de Cortina situada prácticamente enfrente del Puig Campana. Se trata de una Loma con una subida tendida con algunos tramos más empinados. Tenemos al frente al imponente Puig Camapana y a la temida Pedrera en el horizonte. Vamos a buen ritmo, Juan y yo hemos ido en las últimas carreras los dos juntos en bastantes ocasiones aunque tengo en mente hacer mi carrera sin cebarme más de lo que debiera. En el alto me pongo a contemporizar un poco mientras Juan tira un poquito más. Las vistas entre las nubes son espectaculares con todo el litoral al fondo.

desafio-lurbel-betatrailrunner-2

desafio-lurbel-betatrailrunner-3

En la bajada enlazo otra vez con juan, la zona es pedregosa pero se trata de una pista ancha por lo que se puede bajar bastante cómodo. De ahí unos cuantos kilómetros de asfalto que también vamos avanzándolos a buen ritmo. Aquí la idea es no fustigarse demasiado a nivel de pulsaciones y mantener un poquito el ritmo. A nivel de alimentación tengo pensado tomar una cápsula de sales cada 45minutos y un gel aproximadamente cada hora según me vaya viendo. Además llevo barritas energéticas para los momentos en que me pueda apetecer comer fuera de los avituallamientos, pero la idea es alimentarme en estos puntos con plátanos, naranjas y algo de salado.

desafio-lurbel-betatrailrunner-11

Hoy llevo la mochila Salomon SLAB de 5L que la verdad se acopla al cuerpo de una manera excepcional y con ella dos bidones flexibles de medio litro. Uno con agua y el otro con isotónico. Además de esto cargo con una gorra, chubasquero, un pequeño botiquín, manta termica, un vaso plegable y un bote de Reflex. La mochila la he complementado con un cinturón Salomon que funciona perfectamente con esta ya que te da la posibilidad de tener un montón de bolsillos disponibles tanto en la parte delantera como en la trasera, lo que facilita mucho el acceso.

lurbel-betatrailrunner-3

Vamos automatizando el ritmo y en una parte de pista estamos apunto de pasarnos una entrada a senda a mano izquierda un grupo de 20 corredores. Pero nos damos cuenta y avisamos al resto. Una senda estrecha y juguetona nos llevará a la primera zona del avituallamiento, al primero que diviso es a Javier San Juan y a Sandra su mujer haciendo fotos, la verdad es que no se pierden ni una, son unos fijos animando a todos los compañeros y eso es muy de agradecer. Luego aparece Julius a quien le choco la mano y el resto de amigos. Mamen empieza a disparar fotos sin parar, hoy no ha podido correr una lesión la ha apartado de la carrera, una lástima porque es una fiera y hoy lo hubiera disfrutado. Laura me pregunta como estoy y me ayuda a colocarme la gorra mientras cargo agua y como algo solido. La verdad es que voy muy bien de ritmo y físicamente me veo perfecto. Juan ya está saliendo de avituallamiento, se que va un punto más por encima de mi ritmo hoy y lo dejo ir. Con calma me recoloco todos los trastos, me despido y con un griterío que pone los pelos de punta me lanzo al camino que sube a la pedrera.

La sensación de dejar un avituallamiento con este apoyo es tan brutal e indescriptible que te hace sacar pecho y mirar a tus compañeros de carrera afirmando “son mis amigos”. No hay un yo, hay un nosotros. Solo en equipo podemos ganar.

lurbel-betatrailrunner-1

La ascensión empieza a hacerse dura, un firme pedregoso hace que cada apoyo deba de buscarse como en un tetris virtual para poder traccionar correctamente. Me ayudo de los bastones y voy recorriendo metros. Son aproximadamente unos 3,5km y 1000 metros de ascensión o lo que es lo mismo un kilómetro vertical. Sin duda es la subida más heavy a la que me he enfrentado hasta ahora. Confío en mis posibilidades y sigo sin mirar hacia arriba ascendiendo.

Noto que los músculos se tensan, el corazón se acelera y el cansancio va acumulándose. Los cuadriceps se están contrayendo más de lo deseado, se me sobrecargan y aún no estoy ni a mitad de la subida… esto no son buenas noticias. Hago un pequeño descansillo y tiro de Reflex, me alivia y reanudo la marcha. Tomo una cápsula de sales y advierto que uno de los paquetitos no está… debo de habérmelo dejado en casa. Voy a tener que racionar la tomas, tiraré de plátanos e isotónico para el aporte de sales. Empiezo a pensar en la que me espera si la cosa no va a menos y mis músculos empiezan a absorber el desnivel. Estos problemas musculares los tuve a principio de temporada en Espadán, pero el entrenamiento de fuerza y de desnivel exagerado que hice a partir de ahí me los había mitigado. Empiezo a pensar que “me falta desnivel”.

desafio-lurbel-betatrailrunner-8

Sigo subiendo, cada vez más despacio, cada vez más agarrotado. Uno de los palos se me plega, intento expandirlo otra vez (son telescópicos) pero al estar chispeando se han mojado y soy incapaz de hacerlo girar para estirarlo, me desespero… total que me va a tocar subir con el palo como si fuera un piolet. En fin, vuelvo a parar porque la cintilla se ha unido a la fiesta, tiesa y dolorosa calambrina que hace que me pare. Tampoco quiero estar demasiado tiempo sin avanzar porque empieza a hacer frío y cada vez cuesta más reanudar la marcha. Empieza a pasarme gente, un reguero interminable de corredores.

Miro hacia el cielo, nublado, gris y pienso “la carrera ha terminado” ahora solo puedo pensar en sobrevivir, en terminar de subir esta tremenda pedrera y analizar los daños en el alto.

A mi alrededor veo a varios corredores que también lo van pasando mal, de repente me cruzo con un chaval que se ha sacado un bocata de la mochila y se lo esta merendando con las vistas a Finestrat tan tranquilamente, mala idea no es… pero hay que seguir hacia arriba. Cada vez el tiempo está más nublado y la sensación de frío es mayor, la pedrera no se termina nunca, eterna y gris… mi cabeza va a mil, pienso en subir, bajar como pueda y quizá tener que tirar la toalla en el avituallamiento del 20. Es la primera vez en una carrera que pienso seriamente en abandonar, pero mi tono muscular y el desgaste psicológico cada vez me hacen más mella. Sigo sin poder desenroscar el bastón, me río irónicamente y sigo subiendo. No hay descansillos en esta subida, solo se sube, se trepa, se arrastra un como puede entre piedras, árboles y troncos. La cavidad de la pedrera parece que se va abriendo y mostrando la parte final del tramo más duro. Así es, seguimos subiendo pero la intensidad es menor, intento relajar lo que puedo las piernas y recuperar. Me siento vacío.

desafio-lurbel-betatrailrunner-5

En la parte superior ya del collado empieza a llover con más intensidad, paro saco el chubasquero y me protejo de la fina agua. Intento comer un poco aunque con el esfuerzo el estómago lo tengo bastante cerrado, media barrita… seguimos subiendo y en este tramo coincidimos con la gente que ya va bajando a un trote ligero. Con el terreno mojado y las piernas como las llevaba esto prometía ser una fiesta. Lástima que al estar nublado nos perdimos las bonitas vistas que seguro desde arriba se podían divisar. Imponente el coloso de piedra a 1400m de altitud, rodeados de nubes. Poco a poco voy recuperando el tono pero sigo notándome flojo, llegamos a la lectura del chip de la zapatilla y le pido a un chico que me desatasque el tramo del bastón que se me ha quedado pillado. Al final lo consigue, me alivia porque en la bajada con lo resbalosa que debe de estar me va a venir bien poder tener un apoyo extra.

desafio-lurbel-betatrailrunner-7

Sin perder demasiado tiempo me dirijo hacia la bajada, trotando poco a poco voy cogiendo algo más de ritmo. Paso a un par de fotógrafos que están bajo la lluvia tomando instantáneas, el sitio desde luego es ideal y con este clima tendrán toque épico seguro. Después de un pequeño tramo bastante cómodo empieza la bajada de verdad, un zig zag muy empinado de piedra mojada que en algunos tramos solo con mirarla ya resbala. No queda otra hay que bajar, empiezo con cuidado y poco a poco voy tomando confianza y con ello llega la primera caída, es inevitable irse al suelo en algún tramo por mucho cuidado que le pongas. Ni suela Vibram ni Xodus… con este terreno vamos a tener que patinar en alguna ocasión. La zona es complicada, revirada y con pisada complicada, pero finalmente vamos entrando en zonas un poquito más amables no sin antes tocar suelo un par de veces más.

En mi cabeza sin querer asaltan pensamientos de cautela, de alarma frente a la nueva situación que me espera en unos meses, no puedo ni quiero hacerme daño. La paternidad está a la vuelta de la esquina y esto me atenaza un poquito más.

desafio-lurbel-betatrailrunner-6

Tras pasar la zona más compleja recorremos una zona bastante más cómoda hasta el avituallamiento del kilómetro 20, he llegado bastante exhausto y con un desgaste físico y mental demasiado grande como para haber recorrido solo 20km… Me planteo si quiero seguir o parar aquí, no es mi idea de disfrutar del deporte, de la montaña. Sufrir disfrutando, sí, pero no sufrir al cuadrado. Dejo la mochila en una silla, estiro los brazos e intento hacer balance. Bueno ahora no tengo calambres, estoy cansado pero en el fondo puedo aún correr. Como un poquito, me tomo un par de vasos de cocacola y parece que reviscolo. Del 20 al 30 es prácticamente todo bajada y no es ni por asomo la mitad de técnico que lo que ya he recorrido. Vamos a intentarlo y a ver que pasa. Le digo al chico del avitu que si en el 30 se puede pillar coche para ir al pueblo :p me dice que sí, que no me preocupe. Pues nada, me pongo la mochila y al lío! que lástima no ir mejor porque este terreno es bueno para correr y mucho. Empieza a llover con más intensidad, esta parte de la carrera la realizo prácticamente solo, me pasan un par de corredores pero poco más. Veo al fondo las formaciones de roca en forma de sierra y el imponente Puig Campana. Entro en una especie de catarsis, de somnolencia de repente resbalo con el barro y me vuelvo a piñar con su respectivo calambre esta vez en el gemelo.

Me pasa una chica con la que hablo un poco, me comenta que es su primera maratón y que la esta disfrutando un montón, se le ve entera y va a un ritmo constante intento engancharme a ella pero acaba dejándome. Es complicado mantener la concentración cuando ves que no eres capaz de seguir un ritmo constante. Viene un pequeño repecho que me tomo con calma y por ahora las piernas van aguantando.

lurbel-betatrailrunner-4

Tras en unos cuantos kilómetros de pista, que aunque aburrida, agradezco, relajo las piernas. Estamos apunto de llegar al 30. Veo al fondo la carpa y de repente a un tipo que se mueve corriendo hacia mi, es Julius! y junto a él Carlos Paula. Se me hace un nudo en la garganta, me preguntan que tal estoy, que pensaban que ya había pasado… les comento que está siendo muy duro que hoy las piernas me están fallando… abatido y falto de energía llego al avituallamiento. Mamen me dice que Laura justo acababa de salir hacia meta pensando que ya había salido. En internet no se había marcado el paso por Puig Campana y no tenían referencias. Rápidamente saca su movil para llamarla y que pueda hablar conmigo, me arropan todos, me consiguen comida, bebida y me dan ánimos! Por fin hablo con Laura, me anima y me dice que lo intente pero que si no puedo más se termina y no pasa nada. Uff me siento roto, pero decido seguir… me quito el chubasquero, de repente veo que aparece Laura con el coche, me acerco, sale del coche y me fundo en un abrazo con ella.

Aquí exploto, me emociono y lloro, está siendo muy duro. Pero es este el momento clave que me va a hacer terminar, el momento en el que toco fondo para impulsarme con fuerza para salir a flote. En mi cabeza solo hay un pensamiento, la linea de meta.

lurbel-betatrailrunner-2

Nos vamos los dos unos metros en paralelo, nos despedimos y oigo un rugido de ánimos y aplausos detrás de mi, ahora se que voy a terminar, voy a terminar lo que he venido a hacer, ser finisher de esta dura y bonita carrera. Empiezo a trotar los 3 primeros kilómetros, son de prestado para empezar luego con una interminable subida a Orxeta. Veo sobre mi cabeza a los corredores subiendo, subiendo… interminable. Bajo la mirada, me centro en la senda que hace zig zag y poco a poco voy cogiendo ritmo. Vuelvo a alcanzar a la chica que me dejó en el 18 más o menos y compartimos otro tramo de subida. Mas o menos veo en la distancia a unos cuantos corredores que he tenido alrededor en el 20 y el 30. Este último tramo parece que voy a mejor ritmo. La interminable subida en ocasiones se pone más tirante, aunque después de lo del Puig Campana esto es un “paseo”.

desafio-lurbel-betatrailrunner-10

Casi 500m de desnivel positivo que se hace extra large, parece que no se llega nunca arriba. Por fin diviso el punto geodésico yuhuuu, vamos que solo quedan 5 kilómetros y de bajada. Empiezo a bajar y las piernas las tengo de cartón, tanto rato subiendo y me cuesta cambiar los rodamientos. Si me llegan a filmar bajando… menudo estilazo. La bajada es empinada y con un par de sube y bajas. Para no perder comba me resbalo en una de ellas y “zasca! tot per l’aire”. Último piñako del día con subida de gemelos y de aductores, jo jo jo mañana no me voy a poder ni mover. Terminamos la bajada y me quedo en solitario.

desafio-lurbel-betatrailrunner-9

 Escasamente dos kilómetros y de repente entramos en un barranco justo al lado del pueblo y de ahí a un cañar, Dios mío! me viene a la cabeza el cañar de Espadán. Pero al final no es más que unos metros para desembocar en la carretera de asfalto. Un falso llano que me hace caminar, la verdad es que no me apetece nada correr por lo que voy caminando a buen ritmo. Veo el campo de fútbol y un poco más arriba la meta. Esta Mamen a principio de la subida y me grita, me anima. Uff ya está ahí, de repente veo que Betty viene 500 metros más atrás. Pedazo de carrera que se ha marcado, viendo lo cerca que está decido esperar un pelín y entrar los dos juntos, a estas alturas que más da dos minutos más que menos.

Nos saludamos como siempre en su linea, divertida, fresca y disfrutando de la vida y de la montaña. Me alegra poder entrar con ella. Nos cogemos de la mano y trotamos, oímos al speaker. LA META y al fondo nuestro Puig Campana… 7horas y 30 minutos. Me abrazo a Laura que me espera en la meta y al resto de compañeros, no puedo evitar llorar de emoción. Soy un flojo… pero la verdad es que con lo mal que lo he pasado hoy los sentimientos los tengo a flor de piel, además que tiene de malo llorar?¿

lurbel-betatrailrunner-5

Puig Campana termina aquí, de la misma manera que empezó rodeado de amigos. El gran grupo de SOM Passatge que hemos venido hemos conseguido terminar prácticamente todos en una carrera con un índice de abandonos muy alto. Como me dijo mi buen amigo Julius, en una carreras se gana y en otras… se aprende. Estoy seguro que voy a salir reforzado de este reto, conociéndome cada vez más y mejor. Buscando mis límites y encontrando fuerzas más allá de donde pensaba que no podría existir. Hay varios factores que podrían determinar el hecho de haber llegado una hora más tarde de lo esperado, los analizaré en detalle y desde luego los corregiré. Carrera que sin duda se va a convertir en un referente en la distancia, agradecer a Miguel Lurbe y a Marta Bordera su interés e implicación con todos los corredores. Gran trabajo Lurbel.

Querido Puig Campana el año que viene volveré, esperando esta vez ser yo, el que de un bocado en su colosal figura.


Quiero agradecer especialmente a todos los fotógrafos que hicisteis posible tener en el recuerdo estas bonitas imágenes. Laura/Mamen/Sandra/Celia/Julius

Tags : , , , ,

About

Sucman

Siempre me he considerado un "corredor en prácticas" y espero seguir aprendiendo a vuestro lado durante mucho tiempo. El virus del running me pico hace un par de años y desde entonces no he dejado de correr. Runner sin pedigree, doy mi punto de vista y describo mis vivencias en este pequeño blog. Un punto de vista cercano y ameno donde podrás consultar datos sobre material, competición, reflexiones y una de mis pasiones, la cocina.

6 Responses

  1. Hola, lo primero, enhoranuena por acabar el desafio, gran fuerza de voluntad la tuya y gran experiencia la que has adquirido con este tipo de carreras. He leido que usaste unas Xodus para la carrera y queria saber que tal te ha ido con ellas, yo adquiri unas Cascadia 9 que han salido defectuosas, la suela se esta desintegrando en menos de 100km, y dudo si pillarme unas Xodus pero la rigidez y el drop de 4 me paran, en contra de la comodidad de las cascadia, con estas últimas hice el maraton del monduber pero en bajadas con roca humeda o técnicas dejan mucho que desear, eso si son una maravilla en pista y senda.
    Un saludo.

    • Sucman

      Buenos días Javi, gracias por tu comentario. He utilizado las Cascadia 9 y las Xodus 4.0 las dos en profundidad, ahora mismo estoy probando las Xodus 5.0 que fue con las que corrí esta carrera. Las Saucony como veras son unas zapatillas con una suela Vibram muy poderosa, de tacos agresivos que además han maximizado en su laterales, se caracterizan por su agarre y durabilidad. Con ellas entrené el trazado de la k25 de Serra y esta carrera de 40km por el Puig Campana y el resultado ha sido bueno. Si bien es cierto que en condiciones de mojado sobre roca todas las zapatillas resbalan, de hecho me caí un par de veces con este modelo. No obstante es uno de los mejores en el mercado en este tema. A nivel de comodidad si es verdad que las Brooks son más confortables (monovolumen del trail), notarás con las Xodus más rigidez en la planta y una amortiguación menos amable. Con respecto al drop yo corro de manera habitual con drop bajo (4/5mm) por lo que no noté diferencia. El drop bajo tiene la ventaja de evitar más de un contratiempo con tus tobillos al estar más cerca del suelo y un mayor contacto con el terreno. Mi consejo es que si corres con drops altos las primeras salidas sean para toma de contacto, sal 7/9km y mira como reaccionan tus soleos. Yo no tuve problemas con la suela de la Cascadia 9, pero puestos a buscar otro modelo las Xodus desde luego para trazados técnicos y rocosos te irán muy bien. Si lo que quieres es algo más pistero en la linea de las Cascadia me iria a las NB Leadville. Espero haberte aclarado un poquito el tema. Saludos.

  2. Muchas gracias Sucman, también he probado las NB Leadville y son otro monovolumen pistero me atreveria a decir que hasta mas comodas que las Cascadia, pero el ajuste no es tan bueno, en bajada son un horror el pie desliza mucho en el interior de la zapatilla (quizas no haya encontrado el ajuste idoneo), y acabas con las uñas y los dedos destrozados, eso si son muy comodas y tienen una suela muy durable.
    Muchas gracias otra vez.
    Nos vemos en la montaña.
    Un saludo.

    • Sucman

      Gracias Javi por tu apreciación, las NB no las he probado pero si me había hablado de su comodidad. Leí algo al respecto de las bajadas en el análisis de Mayayo con respecto a su desplazamiento o “flaneo” que sufren en los descensos. Las que si he probado han sido las NB MT110V2 en breve postearé el análisis, algunos las comparan con una Cascadia con drop bajo. Para mi han sido un calzado interesante, rápido y bastante enfocado al natural running pero lejos del modelo anterior mucho más minimalista. Tampoco tienen el confort de las Cascadia ni de lejos desde luego… el maravilloso mundo de las zapas :)

  3. Jejejeje maravilloso y ruinoso mundo zapateril, mira me has animado a escribir sobre las zapas y el material que estoy usando, lo que pasa es que ando muy perdido en esto de los blogs, había pensando en hacer algo como hace mayayo, yo te escribo y fotografío el material que uso y tu lo publicas, que te parece?.

    Un saludo.

  4. Pingback: Valencia Runner | BETA TRAIL RUNNER: ‘Zapeando el año 2014′

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *