aras-olmos-betatrailrunner-1

Posted On 25 junio, 2015 By In Competición And 2070 Views

CXM Trail Aras de los Olmos

Prácticamente había pasado algo más de un mes desde que me coloqué un dorsal en el Gran Fondo de Sagunto por lo que tenía ya “ganicas” de volver a la competición. Después de un par de semanas algo flojeras y durmiendo poquitas horas el Trail de Aras de los Olmos iba a ser toda una incógnita. Esta prueba organizada por el CXM de la Serranía contaba con 21km y 1000+ lo que a priori auguraba un trazado duro marcado por un par de subidas con un desnivel considerable.

Estas últimas semanas han venido marcadas por un poco el bajón energético y es que en algún momento tenía que pasar, después de vivir 6-7 meses tan intensos y tan al 120% mi batería se puso en reserva. No podía evitar esa sensación de “costarme” más de lo habitual cumplir con los entrenamiento marcados, la vida diaria y mis quehaceres blogueros. Incluso en alguna ocasión se me pasó por la cabeza parar una temporadida viendo como estaba marchando la cosa. En estos momentos, menos buenos, sin duda la familia te aporta un plus de power, mucho mejor que cualquier gel de cafeína, arropándote y dándote ánimo.

De esta guisa me presentaba en la linea de salida, con 4 horas dormidas y 1 hora y 30 minutos de trayecto pensando en si hoy sería el día de la petada máxima. Quizá competir en estas condiciones no es lo ideal pero tenía ganas de ponerme a prueba, ver el veredicto de la competición con ese plus de emoción y garra que te da el dorsal. Suelo responder bien a estos estímulos, además que me refuerzan el esfuerzo del entrenamiento semanal. Vamos que necesitaba competir, sobretodo contra mismo.

aras-olmos-betatrailrunner-2

La salida de la carrera desde la misma plaza del pueblo respiraba bastante tranquilidad, poco estrés entre los competidores, aproximadamente unos 180 participantes tomaban la salida en un día despejado que acabaría en calor achicharrante. Mi idea era salir tranquilo y ver que tal, intentar ir “de menos a mas”. Comprobado estaba que en estas carreras pegarse el calentón de salir rápido, si no hay tapón, no tienen sentido ya que se recupera la posición que te reserva la carrera sin mayor complicación a lo largo de los primeros kilómetros. Además en este caso teníamos una subida tendida los primeros kilómetros lo que haría que el grupo se estirara casi de manera inmediata. Los primeros kilómetros los compartí con Miguel Oliver Never Stop con quien estuve charlando a principio de carrera y Victor de SC Trail Runners con quien recorrí prácticamente toda la carrera en Titaguas. Las sensaciones al principio fueron, malas… al cuerpo le costaba ponerse a tono y entrar en calor, subir pulsaciones… pensaba madre mía, “la petada acecha en la esquina”. Pero conforme íbamos avanzando me iba sintiendo mucho mejor. Ya sin la ponzoña del sueño acumulado iba subiendo a buen ritmo. De hecho en la primera bajada me noto cómodo y veo que la cosa puede que no pinte tan mal.

aras-olmos-betatrailrunner-3

Aquí el primer minipercance del día… se me desata el cordón y tengo que parar a atármelo, nada importante pero hace que me descuelgue de Victor y pierdo algo de ritmo. Me pongo a tirar y en poco menos de un kilómetro vuelvo a enlazar con él y con Jose su hermano que iba un poco delante. Nos metemos en un barranco muy chulo, divertido de correr pero algo resbaladizo. Compartimos algunos metros pero en la siguiente subida veo que puedo tirar y me pongo a ritmo separándome de ellos. Me encuentro bien, pero preveyendo el calor y mi capacidad de sudar a litros recuerdo que tengo que tomar cápsula de sales cada hora y algún gel para evitar algún pajarón. Tal como nos avisan la subida es larga… y tanto. Así que a la marcheta voy remontando posiciones. Tras la subida XXL viene una bajada igual de larga, muy cómoda de correr que disfruto mucho. La verdad es que con las Dinafyt Pantera bajar por estas sendas es una pasada, zapatilla protegida y amortiguada que hace que puedas alargar y disfrutar de la zancada. Mucha vegetación por esta zona que desmboca en otra subida algo más corta que nos llevará a la segunda “pared” de la carrera, Más o menos copio la cadencia de la gente que tengo delante, a poco mas de 50-100m y de vez en cuando, cuando el cuerpo me lo permite, troto y gano algo de distancia. Así poco a poco voy recuperando posiciones. En el avituallamiento del 16 o así conecto con un grupete de 3-4 corredores, sigo su ritmo al salir pero algunos de ellos se me escapan en la subida zigzagueante final. Aquí empiezo a notar el cansancio y el calor. Veo que decaigo un pelín pero sigo subiendo a relativamente buen ritmo. A partir del 17 hay un falso llano que en principio podré correr más cómodamente, o eso pensaba, pero ya en la parte alta el sol y el calor aprietan y ese falso llano me esta complicando la vida. Veo que voy un poco petado, pero consigue mantener el tipo. Uff que larga se me está haciendo la pista, último avituallamiento en el que me como una naranja y algo de membrillo, ahora empieza la bajada pero las fuerzas las tengo justas.

aras-olmos-betatrailrunner-4

Viviendo en una nube de acido láctico noto esa típica somnolencia del cansancio y también… de no dormir!!! Empiezo a bajar a buen ritmo dejándome caer, tanto que de repente no levanto lo suficiente el pie derecho y tropiezo con una piedra…. no me da tiempo ni a reaccionar cuando me doy cuenta me estoy arrastrando como un saco de patata por la pista. Menudo piñazo que me acabo de pegar, se me sube el gemelo y  me quedo estirado en la pista. Me levanto y lo bueno es que parece que solo han sido rasguños y que el gemelo se ha bajado rápidamente. Así que sin darle más vueltas me pongo a correr, esta vez con los ojos abiertos como platos. Seguramente el chute de adrenalina de la caída ha hecho que me volviera a animar. Más rápido que antes me acerco al último kilómetro. El  pueblo lo tengo al fondo. En el último tramo habré perdido 3 o 4 posiciones más o menos, no ha ido tan mal la cosa. Entrada a meta con el lateral a full de tierra, como si viniera de la guerra. En 2h y 15 minutos posición 36 de la general. El balance bueno para el tipo de entreno que estoy llevando más enfocado a la larga distancia, además la caída “solo” se salda con la camiseta Salomon para el arrastre :( y en resumen contento de volver a competir y ver que voy recuperando la energía que había perdido.

Fotografía: Aras de los Olmos // Ana Pérez // Sergio Álvaro Montesinos

Tags : , , , ,

About

Sucman

Siempre me he considerado un "corredor en prácticas" y espero seguir aprendiendo a vuestro lado durante mucho tiempo. El virus del running me pico hace un par de años y desde entonces no he dejado de correr. Runner sin pedigree, doy mi punto de vista y describo mis vivencias en este pequeño blog. Un punto de vista cercano y ameno donde podrás consultar datos sobre material, competición, reflexiones y una de mis pasiones, la cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *