utva-aneu-betatrailrunner27

Posted On 23 julio, 2015 By In Competición And 4202 Views

Cursa de Resistencia de les Valls d’Aneu 2015

Es difícil plasmar sentimientos tan intensos como los que se sienten cuando llegas al límite y fijaros que en esta ocasión no era mi intención tocar fondo, pero esto a veces no se elige. Llegaba a la Cursa de Resistencia de la Vall d’Aneu con la idea de dominar la carrera y que no fuera al revés, no quería otro Puig Campana. Pero como dice el dicho “el hombre propone y la montaña dispone”. Cuando te embarcas en un proyecto de estas características, con 45km y 3400 metros positivos de desnivel es imprescindible asumir que vas a pasar momentos complicados y que cierta porción de sufrimiento es incluso placentera, con el tan citado “disfrutar-sufriendo”.

El problema es que cuando la llave de paso se bloquea y el sufrimiento es mayor a lo deseado deja de tener gracia ese punto sadomaso del trailrunning mas castizo.

Y claro está leyendo este primer párrafo introductorio podéis imaginar que la carrera no fue bien, lejos del tiempo invertido o incluso del hecho de haber terminado me suelo quedar con la sensación que obtengo, el poso que se te queda. En este caso fue un sentimiento parecido al de Espadán o al del Puig Campana, una mezcla de impotencia, vacío e infinito cansancio. Sabía que la preparación que había tenido a lo largo de la temporada se había basado mucho en la corta y media distancia, por ello estas últimas 6 semanas antes del evento había trabajado con más énfasis la montaña y aumenté sustancialmente el desnivel y el trabajo de fuerza.

Teniendo en cuenta esta cuestión y que la resistencia no es mi fuerte decidí afrontar la carrera siempre monitorizando el ritmo cardíaco para no pasarme de rosca y salir demasiado fuerte. El objetivo mantenerme por debajo de 165ppm a lo largo de la carrera para poder llegar con mejores sensaciones a la parte final. Además reforcé otro de los puntos en lo que solía flaquear, la alimentación en carrera, obligándome a comer en los entrenos y a probar que me iba mejor y que no. En cierta manera podía decir que estaba preparado para afrontar el reto con ciertas garantías.

utva-aneu-betatrailrunner22

Como ya hicimos el año pasado en Andorra, aprovechamos la carrera para irnos unos días de vacaciones al Pirineo y disfrutar del “fresco”, entrecomillado porque este año con la ola de calor ha sido bochornosa la temperatura que hemos tenido. Así pues aprovechamos las mañanitas y las tardes para salir con Pau a los pueblecitos de alrededor. Pueblos anclados en el tiempo con sus bonitas casas de piedra y vistas de ensueño.

utva-aneu-betatrailrunner26

Fue el viernes cuando empezó a llegar toda la marabunta de Som Passatge a Esterri d’Aneu de donde salía la carrera. Es una pasada afrontar retos de este tipo con tanta gente, tanto ambiente y tanta ilusión. Así que después de recoger el dorsal nos fuimos a la charla técnica que casi mas que calmarnos… nos amedrentó.

La carrera según el orador iba a ser una suerte de “susto o muerte” con bajadas hipertécnicas, pedreras mortíferas y bloques de granito insalvables.

Total que puestos a que fuera igual nuestra última tarde en vida, nos fuimos a tomar una cervecera fresca y quitarle algo de hierro al asunto. La última cena siempre es un cocktail de nervios, tome un puré de patatas, zanahoria y huevo duro. No se hable más a la cama y a dormir lo mejor posible para estar descansado para la carrera.

utva-aneu-betatrailrunner23

A las 5:15 de la mañana me suena el despertador. Aunque vamos con tiempo siempre me gusta tener margen, me preparo mi papilla de cereales con miel y me acicalo para la cita que tengo hoy con el monte. Ya se oye actividad por el pasillo y es que hemos copado casi todo el hotel, somos mas de 80 personas de SOM Passatge entre acompañantes y corredores. A eso de las 6:35 me bajo hacía el hall, esta vez Laura y Pau me esperaran en el primer y tercer avituallamiento en carrera. A estas horas de Dios es una putada levantar al chavalín. En la entrada del hotel ya hay un buen grupo de compañeros, emocionados y expectantes por empezar la carrera. La foto de grupo imponente.

utva-aneu-betatrailrunner21

Nos acercamos paseando a la salida, estamos muy cerca y la gente se queda un poco impresionada al ver a tanta gente del mismo equipo, sin duda se trata de algo más que una carrera, es el premio a toda la temporada.

En la salida nos encontramos con una animadora muy diferente a lo habitual, una speaker pallesa con cara de “brujilla radical” que nos arranca mas de una sonrisa. La gente no está nada estresada por copar la primeras posiciones y es que en estas carreras tan largas… no tiene mucho sentido pegar un petardazo al inicio.

utva-aneu-betatrailrunner5

Realizamos nuestro ya famoso corro antes de empezar el reto y nos animamos unos a otros, lanzamos gritos, vítores y risas pero en el fondo todos estamos pensando en los 45 que tenemos que meternos entre pecho y espalda. El momento del pistoletazo de salida es especial, visualizas el recorrido, cierras los ojos, te concentras y un chispazo de emoción activa cada uno de tus músculos al sonido del disparo. La carrera está en marcha, empieza la aventura.

utva-aneu-betatrailrunner24

Todos muy concentrados vamos cogiendo nuestras posiciones, en un grupo de unas cinco o seis unidades estamos Julio, Juan Alcaraz, Miguel, Nacho y yo. Al poco Julio ya toma iniciativa y se desmarca en la primera subida suave. La carrera se divide en cuatro tramos, el primero que atravesamos ahora nos llevará por Escalarre, Burgo, Llavorre y Dorbe. Empezamos por una subida y bajada suave que nos deja en el primer pueblo y que dará pie a la primera rampa considerable de la carrera con 3km y 400m de desnivel positivo. Por una zona muy húmeda envueltos en ocasiones por pinos negros vamos subiendo haciendo zig zag, Aquí ya empiezo a meter el freno de mano, quiero conservar al máximo en estos kilómetros de subida e inevitablemente me quedo unos metros descolgado del grupo. Hay muchísima humedad en el ambiente y empiezo a sudar a mares. Cada 25 minutos me como una porción de sandwich y bebo isotónico. Llegamos a Llavorre que atravesamos y nos vamos a por otra subida de menos de 2km y 180+ para disfrutar del primer avituallamiento. En la bajada me reengancho con el grupo pero soy consciente de que la carrera la voy a hacer a mi ritmo. Relleno de todo, agua e isotónico, como medio sandwich y me llevo un par de trozos de plátano. Sigo sudando muchísimo y eso me empieza a preocupar. La bajada mortífera del briefing no lo es tanto y se deja hacer, un camino antiguo en zig zag divertido de bajar nos lleva hasta la Guingueta d’Aneu. Y aquí reseteamos, volvemos al mismo nivel prácticamente para afrontar la subida XXL de 11 kilómetros y 1700+ que nos llevará al techo de la carrera, el Pinetó,

utva-aneu-betatrailrunner14Entramos en la segunda parte de la carrera, “la subida”. Aquí uno se arma de paciencia y pone el piloto automático. La senda es buena de caminar y solo hay que subir. Subir, subir y subir con el sol de espalda que empieza a apretar. Algún giro nos regala una vista increíble de Esterri y de la Vall, sin duda un premio a los sentidos. Como dicen en mi pueblo “chano, chano” vamos subiendo hasta Jou, un pequeño pueblo de montaña tomado por nuestros infatigables seguidores.

La piel de gallina al oír a los nuestros al acercarse al pueblo, no puedes mas que hinchar el pecho de orgullo y decir a los compañeros de fatigas: “ahí está la marabunta valenciana”.

He seguido comiendo y bebiendo de manera regular de hecho en unas 2h de recorrido he bebido prácticamente 2 litros de líquido entre agua e isotónico. Literalmente estoy chopado, de hecho un corredor me pregunta si es sudor o que me he caído al rio.

utva-aneu-betatrailrunner15

utva-aneu-betatrailrunner16

Al primero que veo es a Alberto que me acompaña por el pueblo indicándome que Laura está en la plaza, le comento tocándome el pantalón que estoy sudando demasiado, esperemos que no tenga efectos secundarios. Laura me espera expectante para ver que cara llevo… por ahora va bien :) pregunto inmediatamente por Pau y como no puede ser de otra manera al verlo en el carro me emociono y se sonríe. Eso si que es un subidón. Vuelvo a rellenar agua para no quedarme seco en mitad de la subida hasta El Pla de la Font donde está el segundo avituallamiento.

Seguimos para bingo, vamos a por el segundo tramo de subida con 4,5 kilómetros y unos 700 metros de desnivel positivo. Aquí ya empieza a apretar la calor, noto al reanudar la marcha que tengo las zapatillas empapadas en sudor. Al caminar hacen “chof… chof”. Pues ya se secarán, espero que no me hagan ninguna rozadura, las Pantera de Dynafit se han comportado de manera excepcional en todos los entrenos. Esta subida se nota en tramos más dura que la anterior, siguiendo las revoluciones marcadas por el reloj voy dosificando el ritmo. Seguimos subiendo por una zona cubierta de bosque, bonita y frondosa. Se han unido a la fiesta un enjambre de moscas… así es, un enjambre para cada corredor, todos llevamos alrededor de la cabeza un pelotón de insectos!

utva-aneu-betatrailrunner6

En estos momentos sigo concentrado en el ritmo, el tiempo pasa y los metros van quedando atrás. Con buena cadencia vamos acercándonos al Refugio. Entramos en una pista y aprovecho para comer al poco estamos en el avituallamiento, el Pinetó ya lo tenemos al fondo. Seguimos la norma de recargar de todo y comer, algo de melón, unas gominolas y me llevo algunos trozos de membrillo para el viaje. Aquí me encuentro con Javier San Juan que venía por detrás justo cuando salgo del avituallamiento. Nos despedimos y sigo para adelante. Al poco de empezar la última parte de la cuesta, tengo el primer amago de calambre en el aductor. Mierda! guardo la calma, saco el Réflex y me pego una buena estufada en ambas piernas. Parece que el dolor remite y sigo caminando hacia arriba. Sin prisa pero sin pausa vamos llegando a la base de la ultima peña.

utva-aneu-betatrailrunner19

Que gracioso el zagal del briefing, esta última subida hace zig zag y nos dijo: “si estais muy fuertes la haceis en recto”… pues como no sea rapelando… Pero que es eso, eso no es na! con los ánimos intactos me pongo a subir, veo a la fotografa de la carrera y me dice: “si bajas ahí te hago una foto super chula”, pero yo siguiendo las indicaciones de Alberto el Jabalí de “nunca pierdas desnivel” le contesto: “maja si eso me la haces de perfil que también salgo guapo”. Total que sigo para arriba, esta cuesta infernal no se acaba nunca… me paro miro el paisaje y disfruto.

utva-aneu-betatrailrunner4

Ya queda menos… empieza el último tramo y se me empiezan a agarrotar los aductores otra vez, la Virgen Santa, que la liamos! ración de Réflex y a seguir. Grabo algunos videos y justo cuando empiezo la última parte de la subida por la cresta, PIM PAM los dos cuadricep se me suben hasta la garganta. Me tengo que poner en posición del caganet para que me baje la tensión… en cuanto intento incorporarme ZAS!!! otra vez. Pues el Pinetó así lo baja Rita.

Miro hacia arriba y cual aparición Mariana veo a Mabel y a Marc en lo alto! cierro y abro los ojos, no puede ser! Subo como puedo y al llegar a su lado les digo “voy un poco jodido”.

utva-aneu-betatrailrunner17

Marc se pone manos a la obra y me rebaja la tensión en las piernas con un masaje mientras Mabel me da un vial de Magnesio. Esto no se paga con dinero, en el pico a 2700m de altura tener asistencia del entrenador del equipo, “viva la madre que te parió”. En fin, que me emociono recordándolo, me levanto y me noto mucho mejor se lo agradezco y me decido a bajar esa pequeña pared del pico. Pues la bajada es empinada con alguna oveja entre medias que hay que espantar. Parece una senda sacada de hace unos días por el terreno en el que pasa, vertical y estrecha no da lugar a fallos. Poco a poco voy bajando y al instante oigo un griterío que viene más arriba una piedra cae descontrolada y la gente avisa, aunque a mi me pasa lejos.

utva-aneu-betatrailrunner3

utva-aneu-betatrailrunner2

Yo sigo a la mía que ahora toca pasar por el mar de piedra granítica, entretenido en el recorrido me doy cuenta de que llevo a Jorge Manchón detrás! es lo que tiene que corran 30 compañeros la maratón que es muy fácil encontrarse con alguno. Que bien me viene charlar un rato mientras vamos bajando el galimatías de piedra hasta el Estany Llong. Mucho calor lo que hace que en el primer arroyo de agua meta hasta la rabadilla! relleno los bidones con agua… está deliciosamente fria!

utva-aneu-betatrailrunner18

Llegamos al ibon y nos volvemos a mojar, el sol calienta de lo lindo! y aún nos queda una última ración de piedras gigantes. Al salir de ella la senda se vuelve resbaladiza, trotacaminamos bajando hasta llegar al repecho que nos llevará al Pla de Son y al último avituallamiento situado en el kilómetro 30. Suelto un poco las patas y bajo más con pena que gloria. De repente al fondo me veo al incombustible Alberto con su megáfono! me anuncia pero voy un poco fundido.

utva-aneu-betatrailrunner11

Se hace cargo de mis bidones y me los rellena mientras veo a Laura y no puedo dejar de derramar algunas lágrimas al ver la amplia sonrisa que me dedica Pau.

Emocionado me voy hacia el avitu a tomar algo de cocacola y comer algunas cosillas. Realmente voy tocado pero no hundido. Me recupero, Jorge tira para adelante, yo salgo un poco después.

utva-aneu-betatrailrunner8

La bajada es buena, ancha pero algo empedrada. Me sorprende que estoy bajando relativamente cómodo y a buen ritmo para la altura a la que estamos de carrera. Será que me he recuperado?¿ será que el Fenix resucita de sus cenizas… pues una mierda pinchá en un palo, disculpad por la frase pero me enciendo! llego al 35 en Valencia d’Aneu al tramo más fácil de la carrera y que además había recorrido tres días antes y me sobrevienen otra vez los calambres con el plus de un calor achicharrante! Meto la cabeza en una fuente que hay en el pueblo, mojo la gorra y pienso en que voy a recuperar! vamos chaval que no queda na, iluso de mi…

utva-aneu-betatrailrunner10

Los primeros metros noto como el sol me calienta la cabeza incluso justo después de habérmela mojado, menudo torro! me pongo a subir a ritmo y se me hace pesada la subidita que nos lleva a Sorpe, además aunque hay alguna parte en sombre es una zona mucho más expuesta al sol. Como cambia la percepción de las cosas con más de 7 horas en las piernas, casi dudo de si el recorrido que hice de reconocimiento el miércoles era el mismo. Aquí empiezo a venirme abajo veo que en los llanos al correr se me sube la musculatura y no me queda otra que caminar, esto implica que me va a costar mucho más realizar estos 7 u 8 kilómetros que quedan con la que está cayendo.

utva-aneu-betatrailrunner9

En Boren tenemos una par de bajadas en las que tampoco puedo correr, no queda otra. La gente que tengo alrededor tampoco va mucho mejor, todo el mundo camina y en cuanto ve agua fresca se mete para refrescarse. Tan solo de vez en cuando te pasa algún compañero trotando en dirección a meta. Sin pena ni gloria y ya pensando más en la meta que en otra cosa pasamos por Isabarre. Nos queda una última subida y la bajada final hacia meta. Intento volver a trotar pero no hay manera, tiro la toalla y decido seguir como pueda caminando. El calor cada vez endurece más cada cuesta por pequeña que sea. Ya vemos el pueblo al fondo. Quedan unos metros para meta… llego al puente romano y después de un par de virajes la recta de meta. Ya está! he llegado! por fin!

No me estreso en esprintar en meta, paso por al lado de Laura y Pau, los saludo y veo a Alberto haciéndome una foto. Como dije en su día esta carrera iba dedicada a este buen hombre amante de la montaña hasta la médula. Lo cojo de la mano y le impulso a que cruce el arco de meta conmigo.

Emocionados recorremos esos últimos metros juntos, “lo llevaba en la mochila” y seguramente eso hizo que terminara esta dura carrera! Va por ti Alberto!

utva-aneu-betatrailrunner12

utva-aneu-betatrailrunner13

Nos fundimos en un abrazo y de ahí al photocall a plasmar la isntantanea junto al tiempo, estoy muy fundido y la verdad solo tengo ganas de quitarme la mochila y las zapas para tumbarme a la sombra. 9h:40min en total, desangrado a nivel de tiempo en la parte final, contento por terminar pero no por como he terminado.

La carrera me reserva una sorpresa más y es ver a Pau y a Laura ahora ya si con la vitola de finisher, me reciben con una sonrisa amplia y sincera, los ojos se me enrojecen y no puedo evitar emocionarme. Le digo a Laura, “no corro más maratones”… lo típico que dices cuando terminas una burrada de estas, el problema es que a mi se me olvidará y a ella no. Así que habrá que negociar duramente la próxima machada!

AGRADECIMIENTOS:

Esta parte va a ser casi tan larga como la crónica en si y es que en una carrera de ese tipo siempre hay muchas cosas que agradecer:

  • A Marc y a Mabel por salvarme el pellejo en el alto del Pinetó, sin vosotros hubiera tenido que bajar haciendo salto base.
  • A la familia de SOM Passatge que ha estado animándonos sin tregua durante todo el fin de semana, es impresionante vivir estos momentos a vuestro lado.
  • A Haruki de Sanus Vitae por trabajar codo a codo conmigo en los entrenos aunque esta vez la cosa no ha salido como pensábamos. Analizaremos y mejoraremos para la próxima.
  • A el gran Alberto por ser el alma mater de toda esta locura de viajes y ser sin duda el vivo retrato de la emoción en la motaña.
  • A Jota por ser el organizador de todo este tinglado y tenerlo todo preparado.
  • A Alba (si no recuerdo mal) la fisio que me trato las patas después de entrar a meta y a todos sus compañeros que estuvieron todo el día dando masajes sin tregua.
  • A todos los fotógrafos amigos que hicieron estas magníficas fotos: Tomas Gómez, Sandra Muñoz, Alberto Martín, Julio Zaragoza, Julio Miralles, Isabel Tomás y Marco García.
  • A todos los que me habéis animado y os habéis acordado de mi.
  • Y sin duda al motor de mi vida, a lo que prende esa llama que me hace superar cualquier reto, a mi pequeña gran familia, Lau&Pau.

utva-aneu-betatrailrunner20

Tags : , , , , ,

About

Sucman

Siempre me he considerado un "corredor en prácticas" y espero seguir aprendiendo a vuestro lado durante mucho tiempo. El virus del running me pico hace un par de años y desde entonces no he dejado de correr. Runner sin pedigree, doy mi punto de vista y describo mis vivencias en este pequeño blog. Un punto de vista cercano y ameno donde podrás consultar datos sobre material, competición, reflexiones y una de mis pasiones, la cocina.

4 Responses

  1. Enhorabuena! Una carrera dura en si y algo más en condiciones de calor como las que hubo este año. Pero ahí está esa meta cruzada. Y cada una que logramos nos hace, sino más fuertes, un poquito más sabios para intentar dominar la siguiente carrera.

    Por cierto, muchas de las sensaciones que narras en carrera las viví yo mismo en mii particular calvario en la Maratón del Zumaia Flysch Trail hace unos días. La montaña, es lo que tiene :)

    Nos vemos por los senderos

    • Sucman

      Gracias por el comentario @mayayo, la verdad es que a veces las cosas no salen como uno quiere, lo importante es no dejar de disfrutar del entorno! por cierto la Maratón de Zumaia tiene una pinta increible :)

  2. Brutal cronica compañero. Pelos como escarpias… las emociones que describes, son la que te hacen volver a repetir una y otra vez aun habiendo sufrido.
    Me he quedado embobado leyendolo. ¡¡Bravo!!y enhorabuena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *